Mexalem boletín

¿Súbitos dolores de cabeza, agotamiento, nauseas y mareos viviendo cerca de los Alpes?

Esto se debe al llamado efecto “Föhn” o “Foehn” (secadora de pelo) que en español se nombra de igual manera. Esto sucede cuando un viento sube una cadena montañosa y resurge del otro lado caliente y sin la humedad que se va quedando a lo largo de los kilometros de montañas  para reaparecer del otro lado de la cordillera totalmente seco y bastante caliente, similar al efecto que produce una secadora de pelo.

Efecto Föhn ne Alemania
Aire humedo sube del lado italiano y baja por la cordillera de Alemania con 10° más y caliente.

Estudios establecen que ante subidas repentinas de un mínimo de cinco grados centígrados, el riesgo de tener episodios de migraña o cefalea aumentan considerablemente. También  el descenso en la presión barométrica del aire, especialmente cuando va a llover, supone un factor frecuente de generación de esta clase de dolencias, mareos y cansancio.

Se trata de un dolor de cabeza pulsátil y muy intenso que, normalmente, suele venir acompañado de náuseas, sensibilidad a la luz o a los fuertes ruidos y que se ve incrementado si realizamos algún tipo de esfuerzo físico. Definitivamente la meteorología influye en estos malestares.

Nuestra cabeza y nuestro cuello están compuestos por una estructura de huesos y músculos que bien pueden ser agentes afectados por estas modificaciones climatológicas, generando tensión en el área circundante que deviene en fuertes jaquecas. Por otro lado, la inestabilidad en la temperatura puede modificar considerablemente nuestro estado de ánimo, afectando a la serotonina, que resulta uno de los neurotransmisores más relacionados con los episodios de cefalea.

Según los médicos, para combatir esta clase de dolores de cabeza se recomienda evitar los llamados analgésicos compuestos que al disponer en su composición de elementos tales como la cafeína o la codeína, pueden llegar a ser altamente adictivos. La mejor opción pasa por tomar antiinflamatorios no esteroideos tales como la aspirina o el ácido acetilsalicílico, y mejor será ir al médico para que nos de una receta adecuada a cada uno de nosotros.

La parte positiva de este efecto Föhn es que aunque en otras regiones haya mal clima y frío en la región  alpina el clima será mas agradable y con cielos despedajados, desde Múnich es posible ver en toda su gloria y sin nubes una gran parte de la cadena montañosa alpina.

Resulta poco probable calcular con exactitud cuando ocurrirá el Föhn, ya que depende de la dirección, magnitud y capricho del aire.

Otro remedio y como dicen los médicos en Alemania .. Also, viel Wasser trinken!

____________________________


 _______________________