BERLÍN.

La artista mexicana Déborah Delmar montó una exposición que se exhibe en la Academia de las Artes (Akademie der Künste) en Berlín que se centra en la repercusión de modelos de consumo en países desarrollados que transforman la selección de objetos y alimentos en países emergentes como México.

La exhibición es la primera muestra individual de la artista mexicana en Berlín, se inserta en el Año Dual México-Alemania y en la Novena Bienal de Arte Contemporáneo que se celebra hasta el 18 de septiembre en Berlín.

Delmar fue seleccionada por el Colectivo berlinés de arte DIS para exponer en la Academia de las Artes, que está frente a la Puerta de Brandenburgo, en el centro de la capital alemana. Su exposición se llama MINT y no se limita a fotos o instalaciones.

MINT es un proyecto que nació cuando el colectivo DIS me comisionó con la intervención en el bar de la Akademie der Künste en Berlín. Para mí fue una oportunidad para explorar como el jugo verde, una bebida común en los mercados y puestos de la Ciudad de México, sería recibida en Alemania”, dijo.

Déborah Delmar convirtió ese hecho anecdótico en un medio “para hablar de cómo el consumo de jugos hoy en día se ha convertido en parte de un estilo de vida saludable, que es seguido por celebridades y otras personas entusiastas de las dietas y ejercicio como una tendencia global”.

BB9_Debora_Delmar_02-1“El nombre de MINT viene de un término que Goldman Sachs (banco internacional de inversión estadunidense) utiliza para describir a las economías del futuro en las cuales se encuentran México, Indonesia, Nigeria y Turquía. Decidí apropiarme de esta palabra ya que en inglés alude desde el color del dinero hasta la menta que nos recuerda a algo refrescante”, señaló.

Delmar refirió que al mismo tiempo muchos de estos países productores de frutas y verduras exportan esas mercancías a países como Alemania. En otros casos, como en Estados Unidos, corporaciones compran estos productos, los empacan y les dan el nombre de una marca para luego reintroducirlos a países productores a precios mucho más elevados.

“Me interesaba explorar un tema complejo desde un objeto muy simple como el jugo verde para poder crear un ejemplo con el cual el público pudiera relacionarse directamente”, consideró.

Señaló que su experiencia como artista mexicana que expone ante un público alemán, que en cierta forma su proyecto va dirigido a este público “que por décadas ha adoptado un estilo de vida verde, es decir, consciente del medio ambiente”.

“De la misma forma están acostumbrados a consumir productos orgánicos y practican actividades en el exterior como escalar, andar en bicicleta, acampar, como parte de su forma y necesidad de relacionarse con la naturaleza”.

FUENTE NOTIMEX

Logo Alemania México-01 HD