Screen Shot 2016-08-01 at 12.25.40

Entrevista de Deutsche Welle a “Los Pistoleros” música Mexo-Bayerisch

Aquí estoy – Los Pistoleros, músicos 100% bávaros pero con un cumbiason y alma 100% norteña mexicana

Pía Castro invitó a dos talentosos músicos bávaros, integrantes de la banda “Los Pistoleros Güeros”. Ellos son alemanes, hablan español con acento latinoamericano, y bailan cumbia y corridos mexicanos. ¿Cuánto de común hay entre la música bávara y la música mexicana? Se lo contamos en esta emisión.

Pía Castro invitó a dos talentosos músicos bávaros, integrantes de la banda “Los Pistoleros Güeros”. Ellos son alemanes, hablan español con acento latinoamericano, y bailan cumbia y corridos mexicanos. ¿Cuánto de común hay entre la música bávara y la música mexicana? Se lo contamos en esta emisión

Juan de la Boca y Flo Berndt, integrantes de la banda “Los Pistoleros Güeros”, dicen que profesan mucho cariño y admiración por la cultura latinoamericana. “Nos gusta mucho creer que somos mexicanos”, dice Juan. Ellos dicen que al haber conocido la música mexicana, comprendieron mucho mejor la cultura de su región, Baviera, tan particular y especial en comparación al resto de Alemania. En sus videos se muestran paisajes bávaros, que guardan grandes similitudes con los paisajes mexicanos. “Los Pistoleros Güeros” nos invitan a conocer la cultura latinoamericana, pero también a visitar los lugares hermosos de Baviera, tan parecidos a veces, a los lugares descritos en los cuentos de hadas.

Si te gustó este Post te compartimos otro que tiene que ver con las influencias musicales alemanas en el norte de México del grupo Treff3

La Música Banda: Hecha en ¿Alemania?

Texto: Paulina Vacas

Fuente: Treff3

La mayoría de la gente en México considera la música banda como un ejemplo de la idiosincrasia nacional; muy poca gente sabe que esta música fue introducidaa nuestro país por inmigrantes provenientes de Europa Central.

De acuerdo a numerosos estudios etnomusicológicos, la música banda llegó a nuestro país a finales del siglo XIX, cuando algunos trabajadores europeos (principalmente alemanes) emigraron a los estados de Nuevo León, Sonora, Chihuahua y Sinaloa entre otros, en busca de una vida mejor
Estos migrantes trajeron consigo su música, es decir, el vals, la polca alemana y el chotis, géneros que más tarde habrían de dar origen a lo que hoy conocemos como la música banda.

160523_influencia_alemana_en_la_musica_de_banda_treff3_giraExisten dos variantes principales dentro de este estilo de música que trajeron los alemanes, una de ellas se caracteriza por el uso de acordeón, un instrumento característico de la región de Baviera, éste lo introdujeron los alemanes que ayudaron a construir el ferrocarril en Texas, en aquellos tiempos en que la única línea divisoria entre ambos países era el Río Bravo o Río Grande del Norte, se dice también que los técnicos alemanes que llegaron a Monterrey para armar la planta cervecera, trajeron consigo sus acordeones de botones, de esta forma, la música del acordeón pudo llegar fácilmente a los estados Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, y es así como nace la banda norteña.

Durante el porfiriato, llega al país una nueva oleada de inmigrantes europeos entre ellos nuevamente alemanes que se instalan en el Pacífico, en el actual puerto de Mazatlán, estos teutones como puede suponerse, sienten nostalgia por su música tradicional y deciden importar instrumentos como trompetas, tubas, trombones y clarinetes con el fin de recrear sus ritmos, es así como la música de bandas de viento llega a Sinaloa y va introduciéndose poco a poco en el gusto del pueblo.

Existe un tercer estilo que nace entre Mazatlán y Monterrey llamado “Tamborazo Zacatecano”, este último se caracteriza por tener mayor sonoridad al cambiar de compás.

Una fusión no tan intencional

No obstante, tampoco hemos de decir que los géneros banda y norteña le deben su existencia en su totalidad a los inmigrantes alemanes, pues al parecer algunos de estos instrumentos importados comenzaron a presentar desperfectos, y fueron reparados y modificados conforme a los métodos que existían localmente, algunos fueron modificados casi en su totalidad como el caso del Bajo sexto, el Bajo quinto y el “tololoche”, que es un instrumento tradicional del norte de México, ligeramente más pequeño que el contrabajo europeo.

Además, en los tiempos de la Revolución Mexicana se le fueron agregando otros estilos regionales como los corridos y rancheras.

Resulta curioso pensar que todos los géneros de bandas de viento que hoy son tan populares en nuestro país tengan su origen en Europa, principalmente en los países de habla alemana, y que a su vez hayan sido tan bien acogidos por un pueblo aparentemente tan diferente, y de esta forma podemos ver como los lazos entre ambas culturas se han ido estrechando de un modo hasta cierto punto insospechado, a la vez que nos demuestra una vez más qué la música no conoce idiomas, razas ni fronteras.

Texto: Paulina Vacas

QUELLE: DW 

Treff3